Rubén Benjamín Félix Hays

  • 6 Obras
  • $101,203,729


El monto representa el 1.00% del gasto total en obras en Sinaloa.

Es sobrino de Leonardo “el Nalo” Félix Gutiérrez, padre empresarial de Malova. Y también amigo del ex Gobernador de Sinaloa, a pesar de las confrontaciones políticas.

“Él y yo (Malova) tenemos una relación de hace muchos años”, presumió Rubén Félix a Noroeste en 2016.

-Sin renunciar al Partido Revolucionario Institucional, en 2010 Rubén Félix coordinó la campaña de Malova en la zona norte, cuando fue candidato de la Alianza del Partido Acción Nacional, de la Revolución Democrática y entonces Convergencia.

“En el 2010, mi amigo Mario López Valdez, el hoy Gobernador, me pidió que lo apoyara. Él y yo tenemos una relación de hace muchos años, debido a que él trabajó cerca de 18 años con mi familia”, expresó en la misma entrevista de 2016.

Rubén Félix Hays y Mario López Valdez son amigos de larga data. El empresario coordinó en la zona norte la campaña a la Gubernatura en 2010.
Rubén Félix Hays y Mario López Valdez son amigos de larga data. El empresario coordinó en la zona norte la campaña a la Gubernatura en 2010.

Y así, cuando Mario López Valdez asumió el Gobierno de Sinaloa, Proyectos y Construcciones GFI, propiedad de Rubén Félix, ganó 109 millones 184 mil 727 pesos para la ejecución de 13 obras en el sexenio. De la extinta Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas recibió 6 contratos por 101 millones 203 mil 729 pesos y del Instituto Sinaloense de la Infraestructura Física Educativa obtuvo 7 millones 980 mil 998 pesos. Edificó una de las obras por las que José Luis Sevilla Suárez Peredo fue inhabilitado para ejercer la función pública por 3 años. Al final del sexenio, se colocó en el lugar 26 de las empresas que más dinero percibió de los 517 proveedores totales.

Su trayectoria política es larga y variada. Inició en organismos sociales y la Canacintra cuando Renato Vega Alvarado era Gobernador de Sinaloa. Como militante priista, trabajó a favor de la campaña de Francisco Labastida Ochoa a la Presidencia de la República en 2000, al presidir la asociación Jóvenes, Empresarios y Profesionistas Unidos con Labastida, con quien tiene una relación cercana. Y ese año fue Diputado federal priista por la vía de la representación proporcional.

Es contador público y empresario del ramo inmobiliario. Es originario de Los Mochis y nació el 15 de marzo de 1964. Preside al Grupo Félix Desarrollos Inmobiliarios, un consorcio empresarial conformado por empresas que se dedican al mercado inmobiliario, desde la proyección y construcción, hasta la comercialización de tierras y proyectos en Los Mochis y el puerto de Topolobampo. También ha realizado operaciones en Baja California.

La empresa de Rubén Félix pasó de empresa enajenadora de bienes inmuebles a constructora y la compra y venta de plastimadera. Bajo el nombre de Arrendadora GFI, fue creada el 17 de agosto de 2006, en la que aparece María Cecilia González Ayala, esposa del empresario y político; y Rosa Isela Cervera Reyes.

Rubén Benjamín Félix Hays aparece como administrador único, mientras que su amigo, chofer y compañero de fórmula en la campaña electoral de 2016, Armando Lorenzo Rodríguez Gámez, es el titular del consejo de vigilancia, según el Acta Constitutiva 10 mil 746.

Tres años después, el 20 de diciembre de 2009, cambió el nombre a Proyectos y Construcciones GFI, según el movimiento 16 mil 753.

Y el 2 de agosto de 2011 se integra su hermano Ernesto Félix Hays a la sociedad. Ahí también aparece su hermano Esteban Félix Hays; Carlos Fabián Hays Velázquez y Arturo Carrillo Valle.

La obra que inhabilitó a Sevilla

Una de las tres obras por las que inhabilitaron a José Luis Sevilla Suárez Peredo, ex titular de la extinta SDUOP, para ejercer la función pública por 3 años, fue la construcción irregular del nuevo Ayuntamiento de Navolato, edificación que estuvo a cargo de la empresa de Rubén Félix Hays y la constructora de José Ricardo Borboa Quintero.

Aun cuando el nuevo Ayuntamiento de Navolato está construido, los alcaldes Miguel Calderón Quevedo y Rigoberto Valenzuela se han rehusado a cambiar la sede del Municipio debido a que existe un problema con el terreno: no es propiedad del Gobierno estatal ni municipal, sino de empresarios.

La empresa de Félix Hays participó en la construcción del nuevo Ayuntamiento de Navolato y por su esquema irregular de contratación, la Secretaría de Transparencia inhabilitó por 3 años al ex Secretario, José Luis Sevilla Suárez.
La empresa de Félix Hays participó en la construcción del nuevo Ayuntamiento de Navolato y por su esquema irregular de contratación, la Secretaría de Transparencia inhabilitó por 3 años al ex Secretario, José Luis Sevilla Suárez.

La Secretaría adjudicó la obra a Proyectos y Construcciones GFI por 55 millones 660 mil 327 pesos, el 13 de febrero de 2013, según el contrato CONT-SDUOP-LP-UA-424-2012.

La construcción debió ser concluida el 31 de mayo de 2013, pero el Gobierno del Estado entregó el inmueble más tarde de lo acordado, por lo que Sevilla Suárez Peredo ofreció prórroga al plazo de entrega, al 28 de junio de 2013.

Pero, el día que la constructora debía concluir la obra, el 28 de junio de 2013, la extinta SDUOP autorizó modificaciones, otra vez, al proyecto inicial a propuesta del contratista por un años y tres meses adicionales que equivalen a 4.6 veces más al plazo programado inicialmente.

“Estos trabajos extraordinarios se ejecutarán en un plazo de 459 días, contados del 29 de junio de 2013 al 30 de septiembre de 2014. El porcentaje que estos días representan respecto a los pactados en el contrato es del 463.63 por ciento”, detalla el convenio CONV-SDUOP-CA-AP-044-2013.

Este aumento contradice el artículo 38 de la anterior Ley de Obra Pública del Estado vigente en el sexenio malovista.

“La contratante, dentro del programa de inversión aprobado, bajo su responsabilidad y por causas supervinientes que así lo justifiquen, podrá celebrar convenios para modificar el monto o plazo fijados en el contrato de obra pública o de servicios relacionados con la misma, siempre y cuando, no rebase el 25 por ciento del monto o del plazo pactados, ni impliquen variaciones substanciales en el proyecto original”, establece el artículo 38 mencionado.

En suma, la primera parte de la Unidad de Servicios demoró 558 días, alrededor de un año y seis meses más, pues fue terminada el 30 de septiembre de 2014.

A pesar de la demora, Sevilla Suárez Peredo contrató nuevamente a Félix Hays para continuar con los trabajos de la segunda etapa del edificio. El 24 de noviembre de 2014 el ex funcionario asignó la obra por 33 millones 479 mil 89 pesos adicionales, sin que el contrato especifique los trabajos a ejecutar y que debían concluir 15 días después, pero que al final se extendió por un año.

“El incremento en el plazo que motiva el presente convenio, en lo particular excede el 25 por ciento del pactado en el contrato de origen, ya que representa un 560 por ciento, considerado conjuntamente con el establecido en el convenio adicional de aumento de plazo número CONV-SDUOP-CA-AP-147-2014, representa un mil 163.33 por ciento”, dijo.

Además del retraso en la construcción, la constructora cobró un millón 520 mil 910 pesos más, según los convenios modificatorios.

La última etapa de construcción, sin embargo, no la realizó la constructora de Rubén Félix, sino la empresa Cooperativa de Producción Borquín Construcciones que pertenece a José Ricardo Borboa Quintero, ex presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción zona centro, quien fue contratado para terminar la obra por 7 millones 325 mil 481 pesos, según el contrato CONT-SDUOP-TERM-056-2016.

Ahora esta obra fue observada por la Secretaría de Transparencia y Rendición de Cuentas, por su esquema de contratación y por la que inhabilitó a Sevilla Suárez Peredo.

Rubén Benjamín Félix Hays se negó atender a Noroeste para este reportaje.

“No doy entrevistas”, respondió el 10 de noviembre cuando se le buscó.

Convenio excesivo

En los trabajos de adoquinamiento de la calle Álvaro Obregón, localizada en El Fuerte, Proyecto y Construcción GFI tampoco cumplió con el plazo establecido y solicitó una ampliación del tiempo de 92 días más para concluir, lo que representa el 77 por ciento de la fecha original.

Lo que también va en contra del artículo 38 de la anterior Ley de Obras Públicas del Estado que estaba vigente en el sexenio de Malova.

“La contratante, dentro del programa de inversión aprobado, bajo su responsabilidad y por causas supervinientes que así lo justifiquen, podrá celebrar convenios para modificar el monto o plazo fijados en el contrato de obra pública o de servicios relacionados con la misma, siempre y cuando, no se rebase el 25 por ciento del monto o del plazo pactados, ni impliquen variaciones substanciales en el proyecto original”, establece el primer párrafo del artículo 38 de la Ley de Obra.

Consulta el resto de los perfiles

4
José Luis López Montiel
7
Rubén Benjamín Félix Hays
2
Guillermo Moreno Torres
5
Manuel Pérez Muñoz
1
Martín Guadalupe López Mendívil
6
Miguel Ángel Gutiérrez Bazúa
3
Hipólito Gerard Rivero
8
Sergio Alonzo Castro Acosta

Únete a la conversación

GLOSARIO DE TÉRMINOS DE OBRA

Acta Constitutiva:
Documento obtenido en el Registro Público de la Propiedad y el Comercio, en el que se manifiesta quiénes son los representantes legales y socios accionistas de una empresa.

Acta de Apertura:
Documento en el que el Gobierno registra las propuestas técnicas y económicas que los concursantes entregaron en sobre cerrado.

Acta de Fallo:
Documento en el que el Gobierno declara quién resultó ganador del concurso público. En él se detalla porque se tomó esa decisión.

Adjudicación Directa:
Tipo de compra en la que el Gobierno elige a un contratista sin hacer un concurso público. Se usa cuando los montos no superan los 10,000 salarios mínimos.

Convenio Modificatorio:
Documento en el que el contratista solicita al Gobierno una ampliación del plazo o del monto fijados en el contrato. Estas cifras no pueden rebasar el 25% de lo originalmente acordado.

ISIFE:
Instituto Sinaloense de la Infraestructura Física Educativa.

Invitación Restringida:
Tipo de compra en la que el Gobierno invita a cuando menos 3 contratistas para que concursen entre ellos. Se usa cuando los montos no superan los 30,000 salarios mínimos.

Licitación Pública:
Tipo de compra en la que el Gobierno lanza una convocatoria para que compitan los contratistas que sean. Se usa cuando los montos superan los 30,000 salarios mínimos.

Relación de Contratos:
Documento entregado por el Gobierno en el que se detallan los contratos que se dieron durante cierto periodo. También incluye la obra respectiva, el contratista implicado, el monto, y el periodo de inicio y terminación.

SDUOP:
Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas. Es el nombre de lo que hoy es la Secretaría de Obras Públicas.